Aceptar INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continúa navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Facebook Twitter LinkedIn Instagram Google Plus Youtube Weibo We ChatWe Chat

blog
ACTUALIDAD

¿Qué es más sano, el aceite de oliva o la mantequilla?

11/04/2018

Muchos de vosotros habréis oído hablar de que es mejor consumir aceite de oliva virgen extra (AOVE) que mantequilla. Pero… ¿Exactamente por qué? En este post, vamos a profundizar sobre las diferencias entre ambas grasas y sobre los beneficios concretos del consumo del aceite de oliva virgen extra respecto al de mantequilla.

Actualmente no existen dudas sobre el hecho que la calidad de la grasa dietética es mucho más importante que la cantidad y todas las guías y recomendaciones aconsejan un margen de grasa total de la dieta entre 20 y 35% de la energía diaria. Este concepto es muy importante: la calidad de la grasa tiene una profunda influencia sobre la salud.

Para definir la calidad de una grasa, se emplean diferentes índices considerando las distintas familias de ácidos grasos:

· Ácidos grasos saturados (AGS). Sólo tienen enlaces sencillos. Están presentes en alimentos de origen animal como la mantequilla y en algunos aceites de origen vegetal como el de coco o palma. Son las menos saludables si se ingieren en exceso.

· Ácidos grasos poliinsaturados (AGP). Tienen dos o más dobles enlaces. Estan presentes en aceites de semillas como el de girasol, soja... y en pescados azules como el salmón, la sardina, el atún. Si se consumen en lugar de grasas saturadas, hace que disminuyan los niveles de colesterol total y colesterol malo (LDL).

· Ácidos grasos monoinsaturados (AGM). Tienen un doble enlace. Estan presentes en el aceite de oliven virgen extra, entre otros alimentos, y en algunos frutos secos. Contribuyen a aumentar en nuestro organismo los niveles de colesterol bueno (HDL) y disminuir el colesterol malo (LDL).

Conociendo que el aceite de oliva virgen extra contiene mayormente ácidos grasos monoinsaturados y que los ácidos grasos de la mantequilla son principalmente saturados (Tabla 1) ya podemos intuir qué grasa es mejor para nuestra salud.

La recomendación de la OMS es sustituir AGS por AGP o AGM para mejorar el perfil lipídico, ya que el consumir menos AGS como los de la mantequila y subrituirlos por los AGM del aceite de oliva reduce el riesgo cardiovascular y podría ayudar a desacelerar la 'epidemias' de obesidad, el síndrome metabólico y la Diabetes Mellitus tipo II en los países en desarrollo.

En este combate entre el aceite de oliva virgen extra y la mantequilla, el ganador ha sido claramente el aceite de oliva... pero esto no acaba aquí! En próximos artículos volveremos a comparar el aceite con otras grasas.