Aceptar INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continúa navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Facebook Twitter LinkedIn Instagram Google Plus Youtube Weibo We ChatWe Chat

blog
ACTUALIDAD

¿SABES LEER EL ETIQUETADO DE ACEITE DE OLIVA?

24/09/2018

Es importante saber leer e interpretar correctamente las etiquetas de los alimentos y así ser más rigurosos con lo que ingerimos, ya que a veces pueden causar confusión. ¿Qué información podemos encontrar en el etiquetado del aceite de oliva? ¿Cómo está regulado? En este post vamos a profundizar en todos estos temas.

La información obligatoria que debe contener el etiquetado del aceite de oliva es:

1. Categoría del producto: Profundizaremos más en otro post sobre las diferencias entre cada categoría de aceite, ya que depende de muchos factores, pero es importante saber que el aceite de oliva VIRGEN EXTRA es el de máxima calidad, ya que conserva todas las propiedades nutricionales y beneficiosas para la salud, así como un sabor y olor óptimo. Aún así existen otras posibles categorías como aceite de oliva VIRGEN, el aceite de oliva o el aceite de orujo de oliva, según el método de extracción y el grado de acidez.

2. Designación del origen Esto indica un nombre geográfico donde se ha elaborado el aceite y donde se ha cosechado la uva.

3. Fecha de duración mínima: Que no es lo mismo que fecha de caducidad. Cuando en una etiqueta sale la frase “consumir preferentemente antes del…”, como es el caso del aceite, significa que a partir de esa fecha el producto ya no ofrece la plena calidad que debería ofrecer. Puede haber perdido alguna de sus cualidades organolépticas (olor, sabor…) o no ser enteramente satisfactorio debido a la oxidación, pero no significa que esté caducado ya que esto implicaría que una vez rebasada la fecha el producto podría causar daños en nuestra salud. Todos los aceites de oliva deben llevar en la etiqueta la fecha de consumo preferente, y esta suele ser un año después de la recolección generalmente.

4. Información nutricional obligatoria: Según el Reglamento (UE) No 1169/2011 se obliga a incluir cierta información nutricional en el envase de aceite de oliva, concretamente el valor energético (Kcal) y 6 nutrientes (Grasa total, Grasa saturada, Hidratos de carbono, Azúcar, Proteína y Sal). Las etiquetas tienen que mostrar la información por cada 100 gramos o miligramos y de manera voluntaria puedan añadirse las cantidades por porción.

5. Condiciones especiales de conservación: En este apartado se describe como almacenar correctamente el aceite de oliva, normalmente en lugar frío, fresco y seco…para mantener al máximo sus propiedades organolépticas.

6. Nombre o la razón social, así como la dirección del operador de la empresa alimentaria: No es obligatorio hacer constar el fabricante de un producto, aunque muchos aceites incluyen en su etiquetado referencias como “fabricado por” “envasado por”; etc para aportar más información.

7. Menciones facultativas del etiquetado de aceites de oliva: En este apartado se podrán poner características propias de cada aceite de oliva, por ejemplo, si ha tenido la “primera presión en frío” o “extracción en frío”. También alguna característica del sabor y el olor del aceite: intenso, medio, ligero, equilibrado, dulce… y la indicación de la acidez.

Para finalizar, comentar que un proveedor de aceite de oliva español solo puede presentar al consumidor final envases de cinco litros como máximo, debiendo incorporar un sistema de apertura que pierda su integridad después de su primera utilización y que sea irrellenable cuando vaya destinado al consumo en hostelería.